¿Qué es mejor un ratón wireless o un ratón con cable?

El ratón o mouse es una herramienta pequeña en apariencia pero de gran utilidad cuando realizamos un trabajo en el ordenador. Con un click podemos dar órdenes e interactuar con los programas de la computadora: seleccionar, ejecutar, mover, copiar y eliminar textos, archivos, páginas, programas e iconos cada vez que lo necesitemos. Es como una extensión de nuestra mano, por así decirlo. Eso lo hace completamente indispensable. Por eso es importante elegir uno que nos brinde seguridad y confort. Pero, ¿qué es mejor, un ratón wireless o un ratón con cable? pues eso depende de tus preferencias y tus necesidades; sin embargo aquí te vamos a mostrar las ventajas y desventajas de estos dos tipos de mouse para ayudarte a tomar la mejor decisión en base a los beneficios ergonómicos que te pueden aportar. Presta atención.

Este accesorio periférico para el ordenador o portátil tiene gran variedad de presentaciones. La verdad es que con el paso del tiempo y los avances tecnológicos han surgido muchísimos diseños, unos más coquetos que otros, algunos muy sobrios y otros totalmente psicodélicos. Primero eran los mecánicos o de bolita y luego los ópticos (que emplean luz para detectar movimientos) y los láser, que finalmente se apoderaron del mercado. En fin, para todos los gustos ha existido siempre un ratón. Pero a la hora de elegirlo, lo que realmente debe importarnos no es precisamente su aspecto estético, sino su funcionalidad y su ergonomía para evitarnos tensión o molestias en la muñeca y el brazo, debido al uso constante que le damos. Así que vayamos directo al grano y comencemos a ver las ventajas y desventajas del mouse inalámbrico y luego pasemos a revisar las del mouse con cable.

Ventajas y desventajas del mouse inalámbrico

El mouse wireless o inalámbrico transmite datos al ordenador a través de las tecnologías inalámbricas: radiofrecuencia, bluetooth, wifi. Esto, hasta hace unos años le restaba fiabilidad y su uso se circunscribía al ámbito doméstico. Sin embargo, el desarrollo de la tecnología le ha hecho ganar aceptación en la ofimática y más recientemente en los juegos de PC.

Lo bueno:

    • Libertad de movimiento gracias a la ausencia de cables que te obligan a estar atado a un dispositivo o zona de uso. Un ratón inalámbrico te brinda la facilidad de poder cambiarlo constantemente de posición sin tener que preocuparte por la longitud de un cable. Esto lo hace perfecto si quieres vincular tu portátil al televisor y usar el mouse desde la cama, por ejemplo, o si quieres mantener tu escritorio y área de trabajo más ordenado y libre de cableado, o si necesitas presentar un proyecto en el trabajo o la universidad.
    • Comodidad y portabilidad. Al ser pequeño y no tener cables, puedes llevarlo fácilmente a donde quieras, incluso en un bolsillo, sin necesidad de que mantengas cerca el ordenador.

Lo malo:

    • La batería. El uso del mouse inalámbrico determinará la duración de su batería. Por lo general oscila entre 20 y 30 horas, aunque hay algunos que están diseñados para que puedas emplearlos por varias semanas o meses sin necesidad de que tengas que conectarlo constantemente al cable de carga (y perder la libertad de movimiento) o cambiarles las pilas. Sin embargo, todo dependerá del modelo y del índice de consumo del sensor o si tiene luces o no. En todo caso, si la batería se agota, el rendimiento del ratón disminuye. Debes estar atento para evitar retrasos innecesarios.
    • La configuración. Algunos modelos tienen un software para configurar opciones avanzadas, algo que puede ser molesto o engorroso para quienes no sean muy diestros con estos temas.
    • La velocidad de respuesta por lo general es más lenta. El puntero del mouse suele tardar un poco más al moverse sobre la superficie o al hacer click. Sin embargo, en algunos modelos, la latencia no es problema. La sensibilidad y precisión de respuesta ha ido evolucionando en los ratones inalámbricos, tanto ópticos como con tecnología láser. Así que es posible que encuentres unos tan cumplidores como los ratones con cable.
    • Interferencia. Aunque ahora se puede decir que los mousses inalámbricos también permiten conexiones más estables y rápidas, algo que los amantes de los juegos de computadora tanto esperaban, no todo lo que brilla es oro. Esta aparente cualidad se ve ensombrecida cuando en el mismo entorno convergen varias señales de radiofrecuencia de otros dispositivos (teléfonos inalámbricos y routers inalámbricos, etc), pues se crean interferencias que dificultan la conexión y el rendimiento del ratón.
    • El precio. Por lo general, un mouse de este tipo es más costoso que los ratones con cable. Al necesitar otros accesorios (pilas, cables) para funcionar, genera gastos extras.

Ventajas y desventajas del mouse inalámbrico

Ventajas y desventajas del mouse alámbrico

En el caso de los ratones con cable, la transmisión de la información es directamente al ordenador, mediante un cable que se conecta a un puerto USB del CPU o del laptop.

Lo bueno:

    • No necesita baterías ni cables de alimentación de carga. Puedes usarlo sin límites de tiempo y sin preocuparte de dejar un trabajo a medio terminar por culpa de la batería.
    • No requiere de procesos complejos de instalación ni configuración, basta con conectarlo en el puerto correspondiente para que el PC o portátil lo reconozca y puedas usarlo.
    • Alta velocidad de respuesta. La transmisión de datos y órdenes, desde que movemos la muñeca hasta que el cursor se mueve, es más rápida y precisa, lo que garantiza un mejor rendimiento. Por esto, es ideal para diseñadores gráficos y gamers (jugadores).
    • No hay problemas de interferencia. Ni la existencia de otras señales ni la ubicación del conector interrumpen su funcionalidad. Lo único que puede afectarle es el deterioro del cable.
    • Compatibilidad. Puedes usarlo con cualquier ordenador sin problemas.
    • Gran variedad de modelos y colores.
    • El precio. El ratón sin cable es más asequible que uno inalámbrico.

Lo malo:

    • El límite es el cable. La extensión de este es la que realmente determinará la comodidad. Si es muy corto, puedes estar tirando de él cada vez que necesites moverlo, y si es muy largo tenderá a enrollarse dificultándote el uso. A la larga, en ambos casos, se puede acabar dañando o deteriorando el cable.

Ventajas y desventajas del ratón con cable

Hemos hecho nuestra parte al contarte los pros y contras de los mousses inalámbricos y los mousses con cable, ahora tú tienes la última palabra. Solo toma en cuenta para qué lo quieres (uso común, juegos o trabajos de precisión como los inherentes al diseño o la producción de material audiovisual) y dinos ¿con cuál te quedas? ¿Cuál es el más indicado para ti? ¿cuál se adapta mejor a tus necesidades y exigencias?

Como recomendación final: no olvides que independientemente de la opción por la que te decantes, debes enfocarte en conseguir un modelo de ratón ergonómico, que se adapte a tu mano, evite la tensión y te permita trabajar sin esfuerzo.

¿Quieres decirnos que opinas?

Deje una respuesta

Enable registration in settings - general
Compare items
  • Total (0)
Compare
0